fbpx
Habilidades,  PequeAcciones

Ser Excelente: El Camino De La Excelencia

Si de verdad quieres sobresalir en tu mercado y destacar por lo que haces, tienes que convertirte en un Ser Excelente para lograr llegar al nivel de liderazgo e influencia que deseas.

Una buena definición de Ser Excelente, nos la dio el maestro Miguel Ángel Cornejo: “Ser excelente es hacer las cosas y no buscar razones para demostrar que no se pueden hacer”.

Cuando quieres alcanzar ese posicionamiento que te haga distinguirte de los demás, que te hace único o única, tienes que entregarte con pasión y tesón a hacer tu trabajo bien y que se convierta en un buen hábito.

Convierte lo que haces cada día en tu mejor obra para contribuir a la transformación de muchas personas y dejar tu mejor legado.

«La excelencia no es un acto aislado y prodigioso sino un hábito que se hace día a día». (Aristóteles).

Un hábito se adquiere a base de repetir. Cuando más practicas y repites alguna cosa más mejoran tus destrezas y habilidades. Y así, a través de la repetición, te conviertes en un maestro o maestra e inicias el camino de la excelencia.

Sólo tenemos que observar lo que hacen los grandes atletas, músicos y aquellas personas que destacan en alguna cosa, entrenan de forma constante, y repiten de forma continua aquello que quieren perfeccionar hasta convertirse en los mejores.

Innova, crea, y sobre todo busca hacerlo muy bien. Repite hasta que lo domines y lo tengas  integrado en ti. Desde ahí, te resultará mucho más fácil ser un mejor profesional, mejor persona y lograr llegar al nivel que deseas alcanzar.

La consecuencia será que te convertirás en un ser excelente.

Para ayudarte en tu camino a la excelencia, me gustaría dejarte algunos de los principios que Miguel Ángel Cornejo nos trasladó para convertirnos en un ser excelente.

Ser Excelente es:

  • Hacer y no buscar excusas.
  • Producir oportunidades.
  • Una férrea disciplina forja el carácter.
  • Trazar un plan para lograr los objetivos.
  • Levantase tras cada fracaso.
  • Reconocer los propios errores para corregirlos.
  • Desarrollar tus potenciales.
  • Realizarte con el trabajo diario.
  • Crear: empresas, sistemas, fines sociales, etc.
  • Responsabilizarte de tus acciones.
  • Actuar contra la pobreza, la calumnia y la injusticia.
  • Comprender que la vida no es algo que se nos da hecho, sino que tenemos producir las oportunidades para alcanzar el éxito.

Una buena receta para transitar el camino a la excelencia es:

  • Afrontar los desafíos y retos diarios con serenidad y resiliencia.
  • Convertirte en la persona que dirige y protagoniza su vida en todo lo que hagas.
  • Marcarte metas ambiciosas pero alcanzables para transitar el camino de la mejora continua.
  • Aceptando que las dificultades son pruebas que la vida te pone delante para que aprendas y superes tus límites o barreras mentales.
  • Aprendiendo a gestionar tus creencias limitantes y los bloqueos que te impiden avanzar.
  • Adquiriendo el compromiso y la responsabilidad de liderar tu vida para ir a por todo aquello que quieres y deseas en la vida.

Ahora llevemos esto a nuestro día a día y convirtamos el camino a la excelencia en algo cotidiano.

¿Cómo?

Creando las #PequeAcciones que vas a comenzar a poner en marcha esta semana.

Piensa qué puedes hacer tú. Quizás…

  • Marcarte un objetivo esta semana y ve a por él, sí o sí.
  • Eliminar la queja o la excusa empezando por ser consciente de cuándo aparece y luego actuar para vencerla.
  • Ponte tareas y terminarlas en el plazo acordado. 
  • Practicar a diario y de forma continuada aquello en lo que quieres mejorar hasta que te salga estupendamente.
  • Mejora continua… objetivo: cada día 1% mejor en algo. Un 1% mejor hoy significa un 100% al cabo de 100 días. Interesante ¿Verdad?
  • O pon tú aquello en lo quieras mejorar …

El camino a la excelencia se construye cada día dando lo mejor de nosotros y superando las barreras y resistencias mentales que puedan salir a nuestro encuentro.

¿Te apuntas?

Si te ha gustado este artículo y crees que le puede ayudar a alguna persona que conoces, por favor, compártelo. Construyamos entre todos un mundo mejor para todos.

Recuerda, convierte lo que haces cada día en tu mejor obra para contribuir a la transformación de muchas personas y dejar tu mejor legado.

¡¡¡Feliz y productiva semana!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *